Nuestro Salvador


23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,
24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,
Romanos 3:23


 

Este día debemos hablar de Jesús, de la realidad de Jesús, la realidad de que Dios nos regala la vida eterna, ya que Jesús pagó el precio completo por ella. Entonces, es necesario que utilicemos la palabra «creer» en lugar de “aceptar”. Comúnmente todos usamos la frase Acepta a Jesús…, pero según la Biblia la palabra es creer. Creemos cuando estamos convencidos  que Jesús es el Salvador y que Él nos garantiza vida eterna, y nos salva de la de la condenación.

Actualmente muchas personas aún no entienden los conceptos básicos de la salvación eterna como: Jesús pagó el precio completo por nuestra salvación; y debemos creer en Jesús para tener certeza de vida eterna según su promesa:

De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna
Juan 6:47

El apóstol Pablo lo dice: Así, nuestra salvación llegó a un gran costo para Cristo (Su vida), pero gratuitamente para nosotros. Ahora, Dios nos salva libremente, pero no de forma automática.

Juan 3:16, uno de los versículos más famoso de la Biblia, nos da una sola condición: debemos creer en Jesús. Juan, el discípulo amado, nos dice claramente:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna

 

Y aún más:

17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Juan 3:16-18

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *