La obra del Espíritu Santo


15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.
16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:
17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.
Juan 14:15-17


La Biblia nos enseña que, en el día de Pentecostés, el Espíritu Santo vino para morar en los creyentes y esta sería desde ese momento, la nueva realidad para ellos y para nosotros hasta nuestros tiempos; ya que Él ha venido para fortalecernos y enseñarnos; Jesús se marchaba, pero envió al Consolador para que permaneciera con nosotros.

La promesa de Jesús de enviar al Consolador fue en relación con la presencia del Espíritu Santo en el corazón de los que creemos en Él y por consiguiente, le seguimos. El Espíritu había de venir para ser el compañero y consejero permanente para nosotros, como Jesús lo había sido por sólo tres años a sus discípulos.

El Espíritu Santo toma la Palabra de Dios y la enseña, y se la abre al creyente; pero, el aún no creyente tiene que creer primero en Jesús como su Salvador, luego el Espíritu Santo de Dios morará en él.

El ser humano normal, el no creyente, en quien no mora el Espíritu Santo, no puede percibir ni ver la revelación de Dios, porque Él sólo puede ser visto y adorado en espíritu y en verdad. Es sólo mediante el Espíritu de Dios que estos ojos y oídos pueden ser abiertos para entender la Palabra de Dios. De esta forma, el Espíritu Santo es el Maestro que nos guía a toda verdad. Sin Él, la Biblia llega a ser sólo un libro de Historia, un libro de hechos o un libro más.

 


.

Soluciones verdaderas

/
Nuestro Devocional...  …

Estás completo con Dios?

/
Estás completo con Dios??   1 Corintios 4:7 7 Porque…
Paso De Fe

Jamás te apresures

/
Jamás te apresures a caminar sin ella. Lámpara…

Dios está con nosotros

/
Dios está con Nosotros 1 Llevado, pues, José…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Dios tiene todo el control

/
  Salmos 121 1 Alzaré mis ojos a los montes;     ¿De…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Nuestra primera Iglesia es nuestra casa

/
Cuando en el Nuevo Testamento se habla de Iglesia, siempre…

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *