Dejando la preocupación / Parte II – Devocional


Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

1 Pedro 5:7


Para ayudarnos a dejar la preocupación se requieren de los siguientes puntos:

  • Tenemos que vivir un día a la vez.

 

Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

Mateo 6:34

 

Si te estamos preocupados por el mañana, no podemos disfrutar el hoy y nos perdemos las bendiciones. Está bien planear para el futuro, pero tenemos que vivir en el presente, porque el vivir siempre preocupado por el mañana, el futuro se vuelve abrumador. Pero Dios nos dará la gracia y la fortaleza que necesitamos para el ahora.

 

  • Tenemos que depositar nuestra confianza en que Dios se ocupará de todo.

echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

1 Pedro 5:7

 

Una forma es memorizar las promesas de Dios en la Biblia, estas son como una póliza de seguro para nosotros; porque cuando sabes que algo ya este cubierto no volvemos a preocuparnos por ello.
Otra forma es orando. Si en vez de preocuparnos, nos avocamos a orar, tendríamos mucho menos de qué preocuparnos; lo cual nos lleva a tener paz en nuestra mente.

 

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Filipenses 4:7

 

Necesitamos conocer mejor a Dios, necesitamos conocer mejor su palabra y sus promesas.

 

 


Devocionales anteriores…

Soluciones verdaderas

/
Nuestro Devocional...  …

Estás completo con Dios?

/
Estás completo con Dios??   1 Corintios 4:7 7 Porque…
Paso De Fe

Jamás te apresures

/
Jamás te apresures a caminar sin ella. Lámpara…

Dios está con nosotros

/
Dios está con Nosotros 1 Llevado, pues, José…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Dios tiene todo el control

/
  Salmos 121 1 Alzaré mis ojos a los montes;     ¿De…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Nuestra primera Iglesia es nuestra casa

/
Cuando en el Nuevo Testamento se habla de Iglesia, siempre…
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *