conquista promesa Dios Fe

Tres momentos de la Fe que conquistan las promesas de Dios


6 Jehová nuestro Dios nos habló en Horeb, diciendo: Habéis estado bastante tiempo en este monte.
7 Volveos e id al monte del amorreo y a todas sus comarcas, en el Arabá, en el monte, en los valles, en el Neguev, y junto a la costa del mar, a la tierra del cananeo, y al Líbano, hasta el gran río, el río Eufrates.
8 Mirad, yo os he entregado la tierra; entrad y poseed la tierra que Jehová juró a vuestros padres Abraham, Isaac y Jacob, que les daría a ellos y a su descendencia después de ellos.
Deuteronomio 1:6-8


Dios, es un Dios de segundas oportunidades cuando creemos y tenemos Fé en Él; pero ¿Cómo podemos demostrar que realmente creemos y estamos dispuestos a afrontar cualquier situación por ejercer nuestra Fe?

  • Darle el crédito absoluto a Dios.
  • Descansar y reposar en lo que Él nos ha dicho a través de su palabra.
  • Quitar el temor, la inseguridad y confiar plenamente en Dios.
  • Sacar de nosotros la incredulidad, ya que esta solo nos lleva al fracaso.

 

Tres Momentos

Mirar

Es necesario que podamos abrir nuestra mente a lo espiritual, para que esta forma logremos examinar, analizar y entender lo que Cristo nos ofrece en sus promesas.

Entrar

Este es un momento para actuar y disponerse para la acción, y esto conlleva tres pasos:
• El primero es Entender que, tenemos una herencia por medio de Jesús.
• Nuestra voluntad debe estar amarrada a hacer todo aquello a lo cual hemos sido enviados.
• Como último paso debemos de tener disposición para entrar a examinar y de esta forma poder actuar.

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

Romanos 12:1

Poseer

Muchas veces no llegamos a obtener la tierra por incredulidad debido a muchos factores internos o externos de la vida. El año 2020 ha sido un año de desierto, pero el 2021 es un año de conquista; pero es necesario poder actuar para tomar el control en obediencia a la palabra que Dios nos ha dado, no nos estanquemos en experiencias negativas, debemos orar y perdonar ya que Dios esta esperando de nosotros hechos, los cuales tienen resultados que son de bendición y solo se logran por medio de caminar por fe y no por lo que vemos.
En el libro de los Hechos, podemos ver como los discípulos dan testimonio de como Jesús les enseña a creer y a confiar. Sobre esto es importante no confundir la confianza en nuestro propio conocimiento o en lo que poseemos; sino que debemos creer que todo lo podemos en Cristo que es nuestra fortaleza.
Dios es nuestro padre, y nosotros como sus hijos tenemos herencia, y para obtenerla debemos levantarnos a conquistar atravesando por tres momentos importantes: mirar, entrar y poseer. Durante todo este proceso con Dios a nuestro lado, podremos mantener la paz porque es seguro que Él nos dará siempre la victoria para que podamos disfrutar de su bendición. En este tiempo, solo podremos agradecer por las promesas que se irán cumpliendo según lo estipulado por la misma palabra de Dios.
Dios le dio a Israel una segunda oportunidad de poseer la tierra, también a nosotros nos está dando la oportunidad para que dejemos de lado la incredulidad y podamos entrar a poseer las bendiciones que Él ha preparado.

 

Patty Carpio

 


Soluciones verdaderas




Nuestro Devocional…

Soluciones verdaderas

/
Nuestro Devocional...  …

Estás completo con Dios?

/
Estás completo con Dios??   1 Corintios 4:7 7 Porque…
Paso De Fe

Jamás te apresures

/
Jamás te apresures a caminar sin ella. Lámpara…

Dios está con nosotros

/
Dios está con Nosotros 1 Llevado, pues, José…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Dios tiene todo el control

/
  Salmos 121 1 Alzaré mis ojos a los montes;     ¿De…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Nuestra primera Iglesia es nuestra casa

/
Cuando en el Nuevo Testamento se habla de Iglesia, siempre…

 

 

Estás completo con Dios?


Estás completo con Dios??

 

1 Corintios 4:7
Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?

Salmos 119:71 (NVI)

Me hizo bien haber sido afligido, porque así llegué a conocer tus decretos.

 


Soluciones verdaderas

/
Nuestro Devocional...  …

Estás completo con Dios?

/
Estás completo con Dios??   1 Corintios 4:7 7 Porque…
Paso De Fe

Jamás te apresures

/
Jamás te apresures a caminar sin ella. Lámpara…

Dios está con nosotros

/
Dios está con Nosotros 1 Llevado, pues, José…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Dios tiene todo el control

/
  Salmos 121 1 Alzaré mis ojos a los montes;     ¿De…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Nuestra primera Iglesia es nuestra casa

/
Cuando en el Nuevo Testamento se habla de Iglesia, siempre…

 

 

Paso De Fe

Jamás te apresures


Jamás te apresures a caminar sin ella.


Lámpara es a mis pies tu palabra,
Y lumbrera a mi camino.
Salmos 119:105

 

Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, Y camino de vida las reprensiones que te instruyen,
Proverbios 6:23


Paso De Fe

Nuestro Devocional…

Soluciones verdaderas

/
Nuestro Devocional...  …

Estás completo con Dios?

/
Estás completo con Dios??   1 Corintios 4:7 7 Porque…
Paso De Fe

Jamás te apresures

/
Jamás te apresures a caminar sin ella. Lámpara…

Dios está con nosotros

/
Dios está con Nosotros 1 Llevado, pues, José…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Dios tiene todo el control

/
  Salmos 121 1 Alzaré mis ojos a los montes;     ¿De…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Nuestra primera Iglesia es nuestra casa

/
Cuando en el Nuevo Testamento se habla de Iglesia, siempre…

 

 

Dios está con nosotros

Dios está con Nosotros

Leer más

Dios tiene todo el control


 

Salmos 121

1 Alzaré mis ojos a los montes;
    ¿De dónde vendrá mi socorro?

Mi socorro viene de Jehová,
Que hizo los cielos y la tierra.

No dará tu pie al resbaladero,
Ni se dormirá el que te guarda.

He aquí, no se adormecerá ni dormirá
El que guarda a Israel.

Jehová es tu guardador;
Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

El sol no te fatigará de día,
Ni la luna de noche.

Jehová te guardará de todo mal;
El guardará tu alma.

Jehová guardará tu salida y tu entrada
Desde ahora y para siempre.

 

 

#ElPeorVirusEsElTemor


Nuestro Devocional…

Soluciones verdaderas

/
Nuestro Devocional...  …

Estás completo con Dios?

/
Estás completo con Dios??   1 Corintios 4:7 7 Porque…
Paso De Fe

Jamás te apresures

/
Jamás te apresures a caminar sin ella. Lámpara…

Dios está con nosotros

/
Dios está con Nosotros 1 Llevado, pues, José…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Dios tiene todo el control

/
  Salmos 121 1 Alzaré mis ojos a los montes;     ¿De…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Nuestra primera Iglesia es nuestra casa

/
Cuando en el Nuevo Testamento se habla de Iglesia, siempre…

 

 

Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Nuestra primera Iglesia es nuestra casa


Cuando en el Nuevo Testamento se habla de Iglesia, siempre sin excepción se refiere a personas y no a lugares, debemos entender que La Iglesia somos nosotros, somos templo y morada del Espíritu Santo. Así también, encontramos que cuando las personas que se reunían en una casa u hogar, entonces le llamaban Iglesia.

y a la amada hermana Apia, y a Arquipo nuestro compañero de milicia, y a la iglesia que está en tu casa:

Filemón 1:2

Si nos reunimos en un templo, nosotros somos Iglesia y la presencia de Dios está ahí, no por el lugar; sino porque, donde dos o tres estén reunidos en mi nombre, ahí esta Dios.

Lo importante es no perder de vista a lo que fuimos enviados, a predicar de Jesús; ya sea en el templo o en nuestras casas; donde no debemos de cesar de reunirnos predicarles a nuestra familia para estar en un mismo sentir y en unidad

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo

Hechos 5:42

Ante la situación que vivimos, no solo en nuestro país, debemos preguntarnos, ¿Qué espera Dios de nosotros? La respuesta es simple, Dios espera que nos arrepintamos de nuestros pecados. Esta oportunidad la tenemos aun cuando nos reunimos como iglesia con nuestras familias en casa; también es una oportunidad para acercar a vecinos y amigos.

En los tiempos de Noé Dios esperaba q se acercaran a Él ante la catástrofe que se avecinaba. Noé fue enviado a salvar a su familia, y a predicar a un pueblo duro que no quiso escuchar; así mismo pasa en este tiempo. Pero si obedecemos y confiamos en Dios, el salvara a nuestra familia.
El pueblo de Israel también vivió tiempos difíciles en los cuales confiaron en Dios y pudieron ver su victoria. Previo a tomar la pascua, dice La Palabra que estaban vestidos, esto habla de estar en santidad, de buscar a Dios, de andar de forma ordenada y cumpliendo la Palabra de Dios. El pueblo estaba preparado porque iban a salir de Egipto, de la esclavitud a la que eran sometidos.

 

Y Moisés convocó a todos los ancianos de Israel, y les dijo: Sacad y tomaos corderos por vuestras familias, y sacrificad la pascua. Y tomad un manojo de hisopo, y mojadlo en la sangre que estará en un lebrillo, y untad el dintel y los dos postes con la sangre que estará en el lebrillo; y ninguno de vosotros salga de las puertas de su casa hasta la mañana. Porque Jehová pasará hiriendo a los egipcios; y cuando vea la sangre en el dintel y en los dos postes, pasará Jehová aquella puerta, y no dejará entrar al heridor en vuestras casas para herir.

Éxodo 12:21-23


Estamos viviendo un tiempo similar, y el espíritu de muerte va a pasar, pero por donde nosotros no pasara porque  tenemos un lintel en nuestra frente que dice, a los hijos de Dios no hay quien puede hacerles frente, esa es nuestra confianza; esto viene cuando nos alimentamos de la Palabra de Dios, cuando adoramos y nos postramos.

Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad.              (DHH)

Éxodo 23:25

Si tenemos temor dentro de nosotros por los acontecimientos que vivimos, es porque necesitamos que El Espíritu Santo more en nosotros. Israel sabía que afuera estaba el espíritu de muerte reclamando los primogénitos, pero Dios estaba con ellos y experimentaban paz y confiaban que sus casas estaban seguras. ¿Por qué ahora tenemos temor? El temor es más peligroso que una plaga o un virus. Los hijos de Dios debemos confiar que estamos  bajo la mano poderosa de Dios.

 

#ElPeorVirusEsElTemor


Nuestro Devocional…

Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad
</div>

Soluciones verdaderas

/
Nuestro Devocional...  …

Estás completo con Dios?

/
Estás completo con Dios??   1 Corintios 4:7 7 Porque…
Paso De Fe

Jamás te apresures

/
Jamás te apresures a caminar sin ella. Lámpara…

Dios está con nosotros

/
Dios está con Nosotros 1 Llevado, pues, José…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Dios tiene todo el control

/
  Salmos 121 1 Alzaré mis ojos a los montes;     ¿De…
Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad

Nuestra primera Iglesia es nuestra casa

/
Cuando en el Nuevo Testamento se habla de Iglesia, siempre…

 

 

Caminar Sin Temor!
¿Cómo caminar sin temor?

 

Todo vacío es producto de un desorden, y todo aquello que realicemos cuando nos encontramos en vacío traerá mas insatisfacción en mi vida!!

Durante el tiempo de la creación, lo primero que Dios hizo fue quitar el vacío existente, al examinar este tiempo denotamos que la fórmula que Dios utiliza en la creación es la siguiente:

  1. Orden, Dios ordena la creación.
  2. Llenar, en esta etapa Dios hizo el sol y la luna y cubrió la tierra con su creación.
  3. Luego de llenar la tierra con todo lo que había creado, Dios también dio bendición; esto ocurre previo al paso siguiente, en el cual la creación misma tiene que fructificar y multiplicarse.

Génesis 1

22 Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra.

28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

 

  1. Como es de notarse, para poder multiplicarse es necesario primero dar frutos y estos se originan únicamente en la bendición de Dios. Toda la creación de Dios es excelente en todo sentido, ya que esta lleva fruto y multiplicación! En nuestra vida también debe existir un espíritu de excelencia, el cual pueda multiplicar y transformar con bendición todo nuestro entorno.

Siempre sobre el relato del Génesis se habla de Noé, quien tiene que actuar con fe y construir el arca que Dios le mandó. Pero luego que Dios envía el diluvio y destruye todo por sobre la tierra;  también sobre este nuevo inicio de la vida, podemos observar el proceso utilizado sobre la creación misma. Dos trae orden con el diluvio, mientras que Noé llenaría el arca con la creación de Dios, Luego Dios bendice a Noé y con ello la multiplicación.  Pero si leemos detenidamente el relato del Génesis vemos que sucede algo que difiere en estos pasos, ya que Dios le ordena a Noé salir del arca, y seguido de esto se va al cuarto paso que es multiplicar:

Génesis 8.

15 Entonces habló Dios a Noé, diciendo:

16 Sal del arca tú, y tu mujer, y tus hijos, y las mujeres de tus hijos contigo.

17 Todos los animales que están contigo de toda carne, de aves y de bestias y de todo reptil que se arrastra sobre la tierra, sacarás contigo; y vayan por la tierra, y fructifiquen y multiplíquense sobre la tierra.

18 Entonces salió Noé, y sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos con él.

19 Todos los animales, y todo reptil y toda ave, todo lo que se mueve sobre la tierra según sus especies, salieron del arca.

 

Es así, de esta misma forma en que muchos vivimos ahora, aun permaneciendo en la iglesia… aprendemos y estamos intentando multiplicarnos, intentamos ser de bendición y dar frutos dignos, pero no logramos tener un espíritu de excelencia porque aún no hemos obtenido la bendición de parte de Dios.

 

Sin Bendición no hay Frutos.

Todos podemos vivir en la bendición de Dios.

En los versículos leídos anteriormente (Génesis 8), vemos que, cuando Noé sale del arca con su familia y con los animales, Dios les instruye a multiplicarse. So observamos, en esta segunda etapa de la creación (renovación) existió una etapa que difiere de la primera….  Falto la bendición!!!

Por otra parte, si nos adentramos al contexto de Noé, debió ser complicado salir de aquella arca junto con su familia, mirar alrededor y no ver nada, no saber qué iba a encontrar ahora en la tierra, como iban a sobrevivir e iniciar una nueva vida.  Pero Noé a pesar que ya tenía la puerta abierta, la tierra ya estaba seca, y muy posiblemente en una situación desesperante administrando las provisiones y los animales; pero con todo y eso espero las instrucciones de Dios para salir (permaneció casi dos meses más). Nosotros como hijos de Dios podemos realizar con mucha fe y sobreponernos en las pruebas que Dios nos permite afrontar, pero es necesario que durante la prueba podamos permanecer firmes esperando las instrucciones de Dios para nuestras vidas, aun cuando por vista tengamos la completa certeza que la puerta que se nos abre es para nuestra bendición y realmente no lo sea porque no es el tiempo de Dios. Es así como debemos trabajar para lograr obtener un espíritu de excelencia al igual que la actuación de Noé, al esperar las instrucciones, y siendo Dios mismo quien le indico la salida.

Luego que Noé salió del arca y ver que Dios no había dictado una bendición agrego un paso, los cuales debemos aprender: Ordenar, llenar, hacer el altar, bendecir y multiplicar.

Si observamos los versículos del Capítulo 1 de Génesis, Dios dicta bendición en dos ocasiones previo a multiplicar; Dios había ejecutado y estado pendiente en todo momento de la creación. Pero esta ocasión, debido a la separación del hombre con Dios, el Capítulo 8, inicia así; “Y se acordó Dios de Noé”. Cuando estemos pasando por adversidad, debemos saber que Dios a pesar de nuestra condición va a acordarse de mí! Y yo debo permanecer firme esperando instrucciones. Después de nuestra adversidad necesitaremos de la bendición, pero ahora para poderla obtener es necesario que yo prepare y levante el lugar donde marcaremos un nuevo inicio para relacionarnos con Dios; Noé hizo un altar; y es entonces que, en Génesis 9, Dios les dice: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra!  Al salir del arca, Noé no recibió una instrucción de ir al altar, pero sabía que por sus propias fuerzas no iba poder alcanzar la fructificación y multiplicación; pero ofreció sacrificio y llego al corazón de Dios… y es en este momento que Dios vuelve para bendecirle, luego que fructifique y multiplique. Noé si recibió una bendición.

 

Génesis 9

Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra.

 

Para la multiplicación es necesaria la bendición, y ahora somos nosotros quienes tenemos que tener un espíritu de excelencia para ir, para poder clamar a nuestro Dios por nuestra bendición.

¿Necesitaba Noé la bendición de Dios para multiplicarse?  Naturalmente no. Pero una cosa es hacer lo que nosotros podemos hacer por nuestras propias fuerzas y otra es, hacerlo con la bendición de Dios; es aquí donde muchos podemos fallar.  Todo lo que a veces hemos estado tratando de hacer, lo hemos intentado hacer en nuestras propias fuerzas; cuando Noé va al altar, lo que realmente hace es dejar que Dios tome el control de todo el asunto, y recibe la bendición de Dios. Aquí es donde se inicia a vivir en un tiempo de excelencia. 

Debemos entender que aunque sepamos cómo hacer algo, necesitamos que Dios nos bendiga primero para hacerlo. Los hijos de Dios vivimos en una nueva etapa y no podemos depender de nuestros talentos, tenemos que depender de la bendición de Dios.

 

Dios nos dice en Génesis 9:1: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra.

Luego, dice el verso 2:

El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados.

Ahora Noé podía caminar en la tierra sin temor!! Y sabía que todo lo que ejerciera seria de bendición porque iba a dar frutos y estos se iban a multiplicar. Caminar en la bendición de Dios, es saber que caminamos en esta tierra, con autoridad.

La creación es un lugar excelente para los hijos de Dios, cuando nosotros somos excelentes para Dios.

Dios quiere que caminemos en esta tierra con seguridad y sin ningún temor, y esta bendición se desata cuando vamos al altar y nos presentamos delante de Él.

Si en este momento nos encontramos con temor, sin saber que nos depara el mañana o si existe preocupación por algún motivo, es momento de sembrar un espíritu de excelencia sobre nuestras vidas, para clamar y esperar por las instrucciones de Dios; porque luego podremos acércanos a su altar confiadamente para recibir la bendición  y empezar a caminar de la forma que lo debemos hacer.. Seguros y con la convicción que Jehová está con nosotros.

Dios es quien nos establece!

¡Dios es quien nos establece!

Texto base:

I Pedro 5:10

“Más el Dios de toda gracia, que nos llamó a Su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, Él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. A Él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén”

 

Nuestra vida con Dios tiene un proceso después que hemos creído y aceptado su salvación según nos dice su palabra. Aunque pareciera que este proceso de Dios no está bien definido, pues humanamente podemos organizarlo de la siguiente forma:

Establecer  Fortalecer  Afirmar  Perfeccionar

Pero grande es la misericordia de Dios para con sus hijos, que desde que nos arrepentimos y aceptamos a Jesús como nuestro salvador… El nos ve a través de su hijo…  nos ve perfectos!!!

El proceso según la palabra de Dios es:

Nos Perfecciona

Filipenses 1:6

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

La palabra «persuadido» es convencido, porque se tenía como ejemplo la iglesia, en la cual observo como Dios a través del ES perfeccionaba a sus hermanos. De esta misma forma veremos reflejado en nuestra familia (nuestra iglesia) con nuestros hermanos.

Nos Afirma

Dios nos afirma en todo lo que hacemos, pues lo hacemos cumpliendo Su Palabra. De otra forma la incertidumbre, la duda y la falta de seguridad son la que rigen en nuestra vida cotidiana la cual no busca servir y glorificar a Dios.

Nos Fortalece

Fortalecer: Es la capacidad para soportar o resistir algo. (Sobrellevar un profundo dolor). Fuerza física o moral para afrontar situaciones difíciles. Para entender este punto, el libro de los Hechos nos da la clave de lo que está pasando:

 

Hechos 9:31 :

Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y eran edificadas, andando en el temor del Señor, y se acrecentaban fortalecidas por el Espíritu Santo.

Debemos poner especial atención en la palabra «Acrecentar» y es que cuando se está fortalecido por el ES, es en ese punto cuando nosotros podemos y estamos listos para crecer.

Nos Establece

Debemos buscar siempre el ser establecidos, porque el final de todo proceso es el que trae bendición…. todas las bendiciones que Dios tiene para nuestras vidas están al final…. hasta que seamos establecidos.

«El Dios de toda gracia, que nos llamo»: Dios nos está llamando de forma insistente por medio de su hijo Jesucristo y nos ofrece vida en abundancia, vida eterna, pasar de ser creación de Dios a ser Hijo de Dios…..

«después que hayáis padecido un poco de tiempo».

Como cristianos, Pablo nos recuerda que nuestra fuerza está en el Señor y en el poder de Su fuerza, Efesios 3:16 y 6:10, no a nuestras propias expensas, es Él quien nos fortalece, porque …Todo lo puedo en Cristo que me fortalece, Filipenses 4:13.

 

Podemos haber enfrentado problemas o dificultades con las personas que nos rodean (vecinos, compañeros de trabajo, con amigos, con nuestros parientes)

 

I Tim 6:12

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y de la que hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos.

 

En nuestra vida seremos establecidos por Dios cuando escuchemos Su voz, y no a nosotros mismos, en todo lo que hagamos. Muchos buscan el trabajo donde creen que deben estar sin preguntar en oración a Dios, cuál es el lugar o la profesión con la que deben proveer a sus familias. O con que persona casarse y formar una familia. Cuando estas cosas se hacen tras la respuesta de Dios, podemos glorificar a Dios con nuestras vidas, y seremos establecidos. Si lo hacemos siguiendo nuestro propio consejo o el de otras personas y no el de Dios, no habrá un fundamento sólido y el proyecto corre el riesgo de caerse, como ocurre casi siempre.

 

Ejemplos

Pablo fue establecido:

   “Bueno es para mí estar aquí…”

Cuando creímos, Dios se estableció en nuestro corazón, la fe en Jesucristo se convirtió en el fundamento de nuestras vidas y se puso el cimiento para construir encima nuestra vida en Cristo. De esta forma podemos confiar en Dios, y en que lo que hacemos es Su voluntad, pues por Él ha sido establecida.

El proceso para establecer a Israel

Proceso duro, largo… proceso en el que hubo duda, incertidumbre, dolor, fatiga, cansancio…..  un proceso que no todos aceptaron y se quedaron….  y el fin del proceso para estos fué MUERTE.

Pero hubieron otros que si permanecieron y al final estos fueron ESTABLECIDOS…. y el ser establecido representa estar en bendición….  llegar a tomar posesión de lo que Dios tiene para nuestras vidas. No se habla unicamente de estar en un lugar o iglesia…  sino de la convicción en nuestros corazones de quien es Dios en nuestras vidas…..  De dar por finalizada nuestra vida de nómada….   de cimentarnos la palabra de Dios en nosotros para que comencemos a echar raíces.

Concluimos que es cuando confiamos en Dios y le dejamos que sea Él quien nos perfeccione en lo que hacemos, nos afirme en el camino correcto, seamos fortalecidos por Él en nuestra posición, trabajo, familia, ministerio, entonces y solo entonces Dios nos establece, echa nuestro cimiento, nuestro fundamento de vida, el cual antes fue puesto en nosotros en Jesucristo, pendiente de ser establecido.