¿Qué oración escucha Dios? III


 Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos.
Isaías 1:15


Dios escucha la oración que viene de un corazón puro.

Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado.
Salmo 66:18

 

Como hijo de Dios, tenemos un compromiso necesario y constante de examinar y arreglar nuestras propias vidas ante Dios; de tal forma que, nuestras oraciones puedan ser escuchadas. No es que no fallemos, pero es necesario estar a cuenta con Dios, confesando nuestras faltas.

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mi camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.
Salmo 139:23-24

Examinemos también nuestros motivos para orar: ¿Tenemos realmente el deseo de ver a Dios glorificado sobre todo? ¿Pensamos de alguna manera ser exaltados nosotros mismos cuando Dios responda a nuestra oración? ¿Estamos orando para impresionar a los demás, de “lo bien que oramos”?

Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.
Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.
Mateo 6:5-7



 

Es tiempo de vencer

/
Sino que aquel monte será tuyo; pues aunque es bosque, tú…

Asegurándonos de escuchar a Dios

/
9 Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás…

¿Por qué no alcanzamos nuestros sueños?

/
Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído…

Orando con ayuda

/
14 Entonces Daniel habló sabia y prudentemente a Arioc,…

Callejón sin salida

/
Como está escrito: “Te he hecho padre de muchas naciones,”…

¿Qué oración escucha Dios? V

/
 Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros…

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *